ESTÁ EN ESTADO CRÍTICO INFORMATIVO

El relato de la madre de Brenda, la joven que fue arrojada del tren para robarle el celular

Share on FacebookTweet about this on Twitter

“Necesitamos saber qué pasó. Alguien vio lo que pasó, necesito de esta difusión, porque pasó una semana y no sabemos nada. Brenda quería vivir mejor, quería ser médica como su mamá, pero ahora pelea por su vida y no sé cómo va a salir adelante”, dijo la madre de Brenda, Elizabeth Buitrón.

La estudiante de Medicina que cayó de un tren cuando perseguía a un ladrón que le había robado el celular, continúa internada en grave estado, sedada y con asistencia respiratoria, informó el hospital donde está internada desde hace seis días.

Según el parte médico del Hospital “El Cruce” de Florencio Varela, la joven Brenda Bigiatti (27) presenta “traumatismo grave” encéfalo craneano, lesiones en la columna vertebral y en el tórax, con “múltiples fracturas” en las costillas. El informe agrega que la estudiante “requiere asistencia ventilatoria mecánica” por problemas respiratorios, y que fue operada dos días después de su ingreso al centro asistencial por un cuadro de “hipertensión endocraneana”.

Por ese motivo, la paciente está sedada, “en plan de despertar” y “reactiva”.

La joven, presenta signos de “mejoría del estado hemodinámico” y ninguna “alteración de la función del resto de sus órganos”, finaliza el comunicado.

Biggiati fue internada luego de que el viernes último, un hombre le robara el teléfono celular y la hiciera caer desde el tren hacia el andén en la estación de la localidad bonaerense de Don Torcuato.

El hecho ocurrió cuando la joven, que también es periodista deportiva, abordaba una formación del ferrocarril Belgrano Norte rumbo a la estación de Retiro junto a varias compañeras estudios.

En ese momento, un hombre de alrededor de 40 años le sacó el teléfono celular, le hizo perder la estabilidad y provocó que cayera al andén cuando el tren ya estaba en movimiento.

La estudiante, vestida con ambo sanitario, quedó tendida en el piso, donde fue asistida por la policía y luego por personal médico que advirtió su grave estado y dispuso su traslado en el Hospital de General Pacheco, donde la indujeron al coma y luego derivaron al Hospital “El Cruce” de Florencio Varela, ante la gravedad de su estado.