LA CARRERA DEL DIEZ Diego ETERNO

París 1981: La tribuna del exilio

La carrera de Diego, tiene un espejo radial. Relatos, reportajes y recuerdos, se apilaron desde su debut en Primera en octubre de 1976. Un viaje por la historia maradoniana, a través de todos los puntos del dial que la contaron en tiempo real, sin saber que estaban escribiendo una página eterna. Como el 10…

Maradona jugó tres veces a lo largo de la década del ’80, en el Parque de los Príncipes de París: 1981, 1982 y 1986. En las dos primeras presencias enfrentó al Paris Saint-Germain, con Boca y el Barcelona. Y en la última, enfrentó a la selección francesa en la previa del Mundial de México.

El 5 de septiembre de 1981 y con motivo del amistoso organizado en homenaje a Jean-Pierre Dogliani y Jean-Louis Leonetti, dos figuras del ascenso de los parisinos a Primera División en 1974, Maradona debutó en suelo europeo jugando para un equipo argentino.

El Boca de Silvio Marzolini, que ya había conseguido el campeonato Metropolitano ’81, jugó con Carlos Alberto Rodíguez; José María Suárez (Jorge Quiroz), Oscar Ruggeri, Roberto Mouzo y Carlos Córdoba (Hugo Alvez); Roberto Passucci, Marcelo Trobbiani (Jorge Benítez), Miguel Angel Brindisi (Jorge Ramoa) y Diego Maradona; Escudero y Perotti. Los goles xeneizes, Perotti (2) y Brindisi.

El puntapié inicial del encuentro, estuvo a cargo de Jairo, por entonces una de las grandes figuras de la canción popular francesa. Esa noche el cordobés vio el partido acompañado por Astor Piazzolla y luego del partido contó que la belleza que generaba Diego en cada acción, había motivado que el bandoneonista gritara: “Sos Nijinsky, sos Nijinsky”, comparando al 10 con el bailarín ruso Vaslav Nijinsky.

El 13 de noviembre de 1982, Diego se presentó con el Barça. Victoria catalana 4-1. Su último partido en la capital francesa, fue en 1986: Francia 2-Argentina 0.

Maradona visitó por última vez el Parc des Princes, el 4 de enero de 1995, para asistir al triunfo del PSG ante el Auxerre (1-0).

El 26 de noviembre de 2020 y en el marco de los recuerdos que la Radio Pública recogió en todo el país para homenajea a Diego, Laura Franchi fue convocada por LRA 42 Gualeguaychú para recrear aquella noche de septiembre del ‘81.

Por entonces, Laura estaba exiliada en Francia. Había sido detenida en Buenos Aires a principios de noviembre de 1974, cuando tenía 20 años, una hija y estaba embarazada. Su marido Mario Stirnemann, fue secuestrado y permaneció desaparecido, hasta que a mediados de la década del ’90, sus restos aparecieron en una fosa común en Temperley. En 1981 la dictadura le ofreció tres destinos para el destierro: Estados Unidos, Suecia o Francia. Y eligió a la capital francesa.

Junto a un grupo de refugiados políticos latinoamericanos, Laura fue a la cancha para gritar en aquel PSG-Boca, el terror de que estaba padeciendo la Sudamérica plagada de dictaduras, desde el derrocamiento de Salvador Allende en Chile, el 11 de septiembre del ’73.

Pero en el palco oficial, estaba la otra Argentina, con los representantes del golpe de Estado del 24 de marzo de 1976. Cuando Diego lo advirtió, festejó los tres goles con la tribuna del exilio.

Laura nació en Olavarría y actualmente vive en Fontenay dous Boys, en las afueras de París. Rehizo su vida al lado de Carlos Argüelles (un ex piloto de automovilismo de Fórmula 3 Internacional y Fórmula Ford), con quien tuvo otros dos hijos.

Astor Piazzolla, Diego Maradona y Jairo.

Astor Piazzolla, Diego Maradona y Jairo.

Tapa de El Gráfico, mostrando la vista del plantel de Boca al Lido de París; Diego en el Parque de los Príncipes en el ’81 y luego en su última visita al estadio francés en el ’95.

El afiche invitando al Parque de los Príncipes, a ver PSG-Boca en septiembre de 1981.