Espacio para la memoria ARCHIVO PRESENTE: DÍA X DÍA

Mercedes Sosa, doce años sin su presencia física

Fue y sigue siendo reconocida en el mundo y por sus pares como “la voz de Latinoamérica”, la cantante más representativa del país, que dejó un legado marcado por su voz inigualable y su amor al arte.

Como la Independencia argentina, Haydeé Mercedes Sosa nació un 9 de julio en San Miguel de Tucumán, pero de 1935.

Su padre, Ernesto "Tucho" Sosa, la anotó como Haydeé Mercedes en el registro civil pero su madre, Ema del Carmen Girón, decía que lo hizo para no ponerle Marta Mercedes, como ella había elegido.

La propia Mercedes lo explicaría: “Al final, puertas adentro las cosas son como las madres quieren y puertas afuera son como la gente manda. En mi casa definitivamente soy La Marta y para la gente, definitivamente soy La Negra”.

Cuando tenía 14 años, Mercedes fue con sus compañeras de escuela a la radio LV12 donde se desarrollaba un concurso para cantantes desconocidos y ganó.

Se presentó como Gladys Osorio para que su padre no la reconociera y siguió cantando en la radio hasta que la descubrió y, luego de insistencias del director de la radio, Don Sosa accedió a que Mercedes firmara su primer contrato.

En 1962 lanzó su primer álbum, "La voz de la zafra" y, en 1965, su irrupción en Cosquín, contra el mandato de la organización, y el álbum de "Canciones con fundamento", consolidaron su afirmación de la canción social.

El 20 de octubre de 1978, en “El Almacén San José”, de la ciudad de La Plata, Mercedes Sosa brindó su último recital antes de emprender el exilio que se extendió hasta 1982.

La detuvieron en pleno recital junto a su hijo y su guitarrista Colacho Brizuela, debido a que interpretaron canciones "de protesta", en ese entonces censuradas por la dictadura cívico militar.

Todas las canciones que versionó fueron inolvidables y, por citar alguna de ellas, mencionamos “Todo cambia”, que popularizó Violeta Parra; “Canción de las simples cosas”, de Armando Tejada Gómez y César Isella; “Oración del remanso”, de Jorge Fandermole, y tantas otras letras que en la voz de “La Negra”, como se la llamaba también, cobraban otro color.

Tras un mes de convalecencia, Mercedes Sosa murió la madrugada del 4 de octubre de 2009 y fue despedida por una multitud en el Congreso de la Nación.

Hoy le rendimos homenaje a partir de testimonios de aquel día, conservados en el Archivo Histórico de Radio Nacional.