ALBERTO FERNÁNDEZ VACUNA CONTRA EL COVID-19

“Es un gran alivio para el futuro pero no es una solución para el presente”

El presidente Alberto Fernández anunció que la Argentina y México estarán a cargo de la producción de la vacuna contra el coronavirus para América Latina y aseguró que la cura estará lista “para el primer semestre” del año que viene. “Este acuerdo pone a la Argentina en un lugar de tranquilidad de poder contar con la vacuna y disponer de la cantidad suficiente”, indicó; serán entre 150 y 200 millones de dosis para el continente y cada una costará entre 3 y cuatro dólares.

En un anuncio desde la quinta de Olivos, del que también participaron el ministro de Salud, Ginés González García, y la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, Fernández recordó que el desarrollo de la Universidad de Oxford se encuentra en la fase 3 e informó que el costo de la vacuna será de “entre 3 y 4 dólares” por dosis.

Asimismo,  aseguró que se espera producir en América Latina (sin Brasil porque tiene otro acuerdo) “un piso de 150 millones de dosis (de vacunas) y un techo 250 millones, calculando que va a necesitar 230 millones de dosis”, y destacó que este acuerdo permitirá al país y a la región acceder a la cura entre 6 y 12 meses antes, “tiempo que no hubiésemos podido acceder sin este acuerdo”.

“Es una gran noticia que México y Argentina sean los puntos referenciales para la producción, para que podamos, de este modo, traer una solución al continente”, dijo.

Por su parte, Ginés González García señaló que esta vacuna está a la delantera de todas las que se encuentra en desarrolló y remarcó los resultados positivos de los estudios, aunque informó que esta “no es la única negociación ni la única alternativa” que maneja la Argentina.

Sin embargo, el Presidente aclaró que esta noticia “es un gran alivio para el futuro pero no es una solución para el presente”, y dijo que le “asombra” que todavía se hable de cuarentena, dado el aumento de la circulación y la apertura de actividades.

En esa línea, alertó por la suba de los contagios y volvió a apelar a la responsabilidad individual: “Tengamos en claro que el riesgo está, que el virus no se ha ido, que el problema no está superado, y que todos necesitamos poner nuestra cuota de responsabilidad”.

A su vez, advirtió por los riesgos de la circulación y de las reuniones sociales y remarcó que el riesgo “es igual en la Ciudad de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires”. “La provincia tiene más casos porque tienen más habitantes”, afirmó.

Por último, el Jefe de Estado se dirigió a un sector de la oposición, que en los últimos días criticó las medidas de aislamiento, y sostuvo que “están equivocados”. “No está en discusión la libertad, está en discusión la salud. Ninguna libertad fue atacada”, subrayó.