Por Daniel Corujo handball - mundial de egipto

Cuando 53 minutos no alcanzan

Faltando apenas siete minutos para el final empezó a derrumbarse para el seleccionado masculino de handball una histórica clasificación para los cuartos de final en un Mundial.

Un gol. Sí, apenas un sólo gol dejó a “Los Gladiadores” sin premio. El empate era bueno…

En El Cairo, Egipto, Argentina dominó (por momentos claramente las acciones) y llegó a tener ventajas hasta de 6 goles sobre Qatar en busca del ticket a cuartos de final.

Los asiáticos volvieron a derrotar a los dirigidos por Manolo Cadenas, como en la previa del mundial, y lo hicieron solamente por un gol de diferencia. Fue 26 a 25 fue el resultado final, que pudo haber cambiado con un bombazo de Pizarro a falta de tres segundos para el cierre.

El tema es que, más allá de ese tiro final, en los últimos siete minutos Argentina tomó pésimas decisiones en el ataque. Desde apurarse sin necesidad, tiros forzados y pelotas insólitamente perdidas.

Tras la derrota, que dejó a varios de los chicos llorando en medio de un estadio vacío, había una mínima chance de clasificar, y era un empate entre croatas y daneses…

Sin embargo, Dinamarca venció 38 a 26 a Croacia y “Los Gladiadores” quedaron afuera de los cuartos de final por apenas un gol y siete minutos para el olvido…