ELECCIONES GENERALES ENTRE RÍOS

Batacazo de Massa: "La grieta se murió y empieza una nueva etapa"

Después de su categórico triunfo, el candidato de UxP anunció que convocará a un gobierno de unidad nacional "sobre la base de llamar a los mejores, sin que importe su fuerza política", al tiempo que destacó su firme intención de convertirse en "el presidente del trabajo y de la seguridad".

El candidato presidencial de Unión por la Patria (UxP), Sergio Massa, reiteró su convocatoria a desarrollar un modelo de "unidad nacional", después de revertir los resultados de las PASO de agosto y quedar en el primer lugar en las elecciones; afirmó que "cuidará del país" a partir del 10 de diciembre y anunció que "la grieta se murió hoy".

Luego de obtener el 36,67% de los votos y pasar a la instancia de balotaje con el postulante de La Libertad Avanza (LLA), Javier Milei, quien cosechó el 29,99%, Massa reiteró su propuesta de construir una nueva mayoría que a partir del 10 de diciembre se traduzca en un "Gobierno de unidad nacional".

Además, hizo un llamado a los votantes del Frente de Izquierda (FIT) y de Hacemos por Nuestro País (HxNP), del gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti.

Pero aclaró, al hablar en soledad desde el escenario del búnker de UxP, que su convocatoria será a los "mejores" de cada espacio y no un agrupamiento "partidocrático".

Massa anunció, al asumir su victoria, que "la grieta se murió", en referencia a la fuerte polarización entre el kirchnerismo y Juntos por el Cambio (JxC) que definió al sistema político, como mínimo, desde la última década.

En ese aspecto, dio por sentado que, en caso de ganar en la segunda vuelta, el 10 de diciembre empezará una "nueva etapa en la política argentina".

En efecto, Massa se dirigió a los votantes de Myriam Bregman y del cordobés Schiaretti, a quienes llamó por su nombre de pila, y a los radicales de JxC que creen en la "educación pública", y aseguró que hará todo su "esfuerzo" en trabajar para "ganarse su confianza".

"Mi compromiso es construir más Argentina con reglas claras y orden", remarcó, en un mensaje en el que mostró autonomía y en el que insistió que trabajará durante los "próximos 30 días" en "consolidar la idea de que ese gobierno de unidad nacional es posible".

Massa habló solo en el escenario, en una ratificación de la centralidad de su figura, y solo estuvo acompañado durante un momento por su esposa, Malena Galmarini, y sus hijos Milagros y Tomás, del mismo modo que lo hizo la familia de Agustín Rossi, el jefe de Gabinete y su compañero de fórmula.

Además abogó por "construir reglas claras frente a la incertidumbre, construir una patria que sin dudas tengamos la capacidad de que nuestros hijos puedan ir con una computadora en la mochila y no con un arma en la mochila".

Además bregó por "establecer los pilares de políticas de estado, convocar a un gobierno de unidad nacional para construir una industria argentina fuerte, frente a aquellos que plantean la apertura indiscriminada de las importaciones".

En ese sentido, apuntó a "construir con aquellos que quieren más educación pública, gratuita, de calidad e inclusiva, ante los que quieren ofrecer voucher", en relación a la propuesta de Javier Milei.