INTERNACIONALES INFORMATIVO

Venezuela se prepara para las elecciones municipales de este domingo

Las elecciones de 335 alcaldes y un gobierno regional en Venezuela, convocadas para mañana, anticipan un previsible triunfo del chavismo pero, una vez más, teñido de controversias porque la oposición no participará del comicio ya que consideró que no existen condiciones de equidad electoral.

Las votaciones estuvieron precedidas por los comicios de gobernadores del 15 de octubre, en las que el oficialismo ganó en 18 de 23 estados y funciona como una prueba electoral antes de las presidenciales de 2018, en las que el presidente Nicolás Maduro ya anunció que buscará la reelección.

El oficialismo domina la mayoría de las alcaldías del país y en estas elecciones podrían ampliar su control sobre los distintos estamentos estatales, mientras el país sigue inmerso en una crisis económica, con una inflación que en los últimos meses acumula un 1.369%.

Hasta el momento la oposición controla 76 de 335 alcaldías y mañana, pero a partir de los comicios de mañana esa cuota de poder se podría reducir drásticamente, por la decisión de los principales partidos oposiores de retirarse de la contienda.

Entre otros resignaron su participación en las elecciones Primero Justicia, Acción Democrática y Voluntad Popular, que rechazaron participar denunciando la falta de condiciones de equidad y transparencia electoral.

Este viernes comenzaron a instalarse los 14.384 centros de votación y casi la totalidad ya estaban esta tarde en condiciones para el comicios. Sólo restaban algunos ubicados en zonas remotas del país, informó el Consejo Nacional Electoral (CNE), citado por la agencia DPA. En el estado occidental de Zulia también se elegirá al gobernador regional, después que el ganador de los comicios del 15 de octubre, el opositor Juan Pablo Guanipa, fuese despojado de su acta por negarse a jurar ante la Asamblea Constituyente, un órgano con poderes plenipotenciarios creado por el chavismo para soslayar a la Asamblea Nacional (Parlamento), que domina la oposición.

Compiten por la gobernación de Zulia el opositor Manuel Rosales, quien ya ocupó el cargo y estuvo varios años asilado en Perú tras ser derrotado por Hugo Chávez en las presidenciales de 2006, y el oficialista Omar Prieto.

La jornada electoral contará con un grupo de más de 60 observadores de Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, España, Estados Unidos, Surinam, Uruguay, Perú,
República Dominicana, Francia, Paraguay, Reino Unido, Honduras, Nicaragua, El Salvador, Chile, Colombia y Bélgica, admitidos por el CNE.

El oficialismo aprovechó la casi nula presencia de la oposición en la campaña proselitista para movilizar a sus simpatizantes bajo la consigna de arrasar con las 335 alcaldías.

La oposición quedó descontenta con los resultados de los comicios de gobernadores de octubre, alegando que hubo una serie de irregularidades que no fueron corregidas para la convocatoria de mañana.

El presidente Nicolás Maduro hizo llamados casi diarios al voto, con la intención de que el oficialismo controle la mayor parte del ámbito municipal.
Venezuela “necesita alcandes y alcaldesas que vengan con amor, humildad y ganas de trabajar”, dijo el mandatario anoche, en una de las tantas convocatorias a las urnas que hizo en los últimos días.