ABUSO SEXUAL MENDOZA

Una nena de 10 años, embarazada de 32 semanas

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Se conoció ayer que una niña de 10 años está embarazada de 8 meses, después de haber sido víctima de un abuso.

El procurador de la Corte en Mendoza, Dr. Alejandro Gullé, enfatizó que es vital la educación sexual temprana.

En diálogo con LV4 Gullé señaló que “esto nos tiene que mover a reflexionar en varios sentidos y lo digo no sólo por este caso en particular, que es un caso realmente con características distintas. Creo que la educación sexual en la edad apropiada es vital. Esto nos tiene que convencer que es necesario educar a nuestros chicos, desde corta edad en el cuidado del cuerpo. Por lo demás, es muy doloroso. Me preocupa la salud física tanto de la menor, como la de la creatura, pero me preocupa mucho la salud mental de la menor. Son 32 semanas de embarazo, ya tiene una viabilidad absoluta la creatura. Hay que cuidar muchísimo la salud mental de esa nena, que se sorprendió al enterarse que estaba embarazada. No sabía que lo estaba. Vive en un estado de vulnerabilidad absoluta”.

Gulle dijo también que estima que “la mejor manera de abordar la temática es desde la educación temprano, no hay excusas para no hacerlo. Creo que las escuelas son una pieza elemental en este circuito formativo y se llega mucho más con ellas: las escuelas tienen alternativas y métodos diferentes a los de las familiares, con una expectativa de mayor captación por parte de los menores. Yo le pongo muchas fichas a la educación”.

El Procurador confirmó que el principal sospechosos es un tío de la menor, de 23 años  y que el embarazo sería consecuencia de un ilícito cometido en una situación ocasional.

“Pensemos en las derivaciones de esto, qué pasa si la familia de la niña dice que no quieren al bebé. Lo pueden dar en adopción. Pero si decidieran quedárselo, ¿está esa niña preparada para afrontar la maternidad? –se preguntó Gullé.

La responsabilidad que les cabe  en esto a los profesionales en cuanto a la salud mental, es terrible, es un caso muy difícil.

También la justicia de menores la tiene y de alguna manera va a tutelar la situación, se deberá trabajar sobre las distintas posibilidades, todas ellas complicadas”.