CORONAVURUS EN ARGENTINA JUEGO DE DAMAS

Raimundi: “Tiene que quedar atrás la idea de que salud y economía se enfrentan”

Mientras el coronavirus avanza en la región -hoy la OMS aseguró que América del Sur es el nuevo epicentro de la pandemia-, la Argentina sigue trabajando para fortalecer el sistema sanitario y mitigar el impacto del Covid-19 en el país. Sin embargo, salvo algunas excepciones, en los demás países la situación parece estar fuera de control y los contagios se multiplican día tras día.

Diagonales | Carlos Raimundi: “Este gobierno ha trabajado sobre la ...

Por estas horas, mientras el presidente Alberto Fernández define con los expertos y los gobernadores la continuidad de la cuarentena en la Argentina, muchos sectores reclaman la apertura de nuevas actividades, debido a las dificultades económicas. Pero desde el Gobierno, sobre todo en el AMBA, el principal foco de contagios en el país, adelantan que el aislamiento continuará sin modificaciones y, de hecho, se reforzarán los controles.

Al ser consultado por este “dilema”, el embajador designado por la Argentina ante la Organización de los Estados Americanos (OEA), Carlos Raimundi, afirmó que “tiene que quedar definitivamente atrás esa idea de que salud y economía se enfrentan” y sostuvo que “en la medida en que se descontrolen las políticas de salud, se derrumba la economía”

En tanto, ante el aumento de casos que se registró en los últimos días, el embajador pidió no entrar en “pánico”, porque está “dentro de los parámetros que se habían previsto”.

Por otra parte, haciendo un análisis más político de la situación en América Latina, Raimundi citó los casos de Chile y Brasil y señaló que son países que pusieron los intereses empresarios por sobre los del pueblo.

“Son parecidos en la filosofía liberal de atender primero los interses empresarios y poner la salud y los derechos del pueblo a disposición del poder económico, y han reflejado de esa manera sus resultados”, explicó.

Cabe destacar que ambos países registran 61.000 y 319.000 casos, respectivamente.

En esta línea, remarcó las diferencias de las políticas implementadas por el Gobierno argentino y sus pares de la región, y dijo que mientras “estemos rodeados de gobiernos que representen al poder económico” va a ser “muy difícil” acordar.