San Martín - Proyecto "Febo Asoma" RAE ARGENTINA AL MUNDO

Radio Nacional presenta: “Marcha de San Lorenzo”

Al cumplirse el 170° aniversario de la muerte del General Don José de San Martín, Radio Nacional rinde homenaje al padre de la Patria, con una nueva versión de la Marcha de San Lorenzo, ejecutada por la Fanfarria Militar Alto Perú del Regimiento de Granaderos a Caballo General San Martín.

Sobre el Proyecto “Febo Asoma”

Pensando en lo celoso de las convenciones de la música con destino militar, La Marcha San Lorenzo no ha sido la excepción. Las marchas militares se han usado para la presentación de armas, recibir una autoridad dictatorial, exigir posiciones de vidas y firmes, a velocidad de paso redoblado.

Tal como dice el escritor Abel Gilbert, los significantes “marcha militar” y “llamado de trompeta” tienen su propia genealogía. Cuando se habla tempranamente de “marcha” por lo general se alude a un ritmo de tambor que da la orden de avanzar. El término “marcha”, que tuvo su equivalente alemán militärmarsch, significa originalmente maniobra, y se aplicó metonímicamente a esa señal percusiva o de la trompeta. Hasta bien entrada la última década del siglo XVIII las tropas se desplazaron al ritmo del tambor o sin acompañamiento. La marcha militar en tanto significante de “ejércitos en marcha”, “heroísmo y la victoria” es, por lo tanto, una característica relativamente moderna.

El proyecto comenzó en marzo 2020 bajo los efectos de la pandemia que azota al mundo y Venado Tuerto, ciudad al sur de la provincia, no fue la excepción. En esa tierra, Cayetano Alberto Silva (músico y compositor), creara la mítica marcha de San Lorenzo a principios del siglo XX. Cien años después, aun con el perfume sonoro de esa marcha colectiva, un gestor cultural de la ciudad (Paul Citraro), inicia un proyecto sonoro-compositivo junto a uno de los músicos más destacados de Argentina: Leo Genevese, venadense también. La consigna, inicialmente, era muy sencilla; convocar a los grandes músicos venadenses activos por el mundo y la ciudad. El fin; realizar una nueva versión de la Marcha San Lorenzo. La condición sine qua non era contar con manufactura artística y producción estrictamente venadense.

Finalmente, esa pretendida versión colaborativa, terminó redoblándose en la apuesta inicial para terminar en una nueva composición, una versión 2020 de la marcha. El encargado de realizar los arreglos originales y dirección musical fue Leo Genovese desde Nueva York. El encargo de coordinar el proyecto, Paul Citraro desde Venado Tuerto. La nómina de los músicos a convocar originalmente quedó muy larga. Finalmente, la convocatoria se redujo a diecisiete músicos. Algunos de ellos, en el rango de “consagrados” mundialmente, otros, apenas en proceso formativo, quienes no llegan a la mayoría de edad.

*Dirección General: Paul Citraro (conducción e idea general, residencia: Venado Tuerto)
*Dirección Artística y arreglos: Leo Genovese (piano y sintetizadores, residencia: Nueva York, USA)
*Músicos Invitados: Gustavo Beytelmann (piano, residencia: París, Francia), Walter Ríos (Bandoneón, residencia: Buenos Aires), Gustavo “Pulga” Luciani (bajo, residencia: Buenos Aires), José “Jota” Morelli (batería y percusión, residencia: Bueno Aires), Marcelo “Quintino” Cinalli (batería y percusión, residencia: Chile), Juan Chiavassa (batería y percusión, residencia: Nueva York, USA), Julian “Flaco” Baronio (guitarra, residencia: Venado Tuerto), Sara Tubbia Ryan (violín, residencia: Buenos Aires), Violeta Videla (violín, residencia: Bueno Aires), Ezequiel Fernández (Director Ensamble municipal VT, trompeta, residencia: Venado Tuerto), Patricia Ballestrini (flauta traversa), Aylen Quiñonez (clarinete soprano), Daniel Penacino (saxo alto y tenor), Stefano Pasquini (trompeta), Martín Escalada (trombón), Massimo Pasquini (Glockenspield).
*Mezcla, edición de sonido, mastering, conversión de imágenes: Raúl Jensen Moller (Ingeniero en sonido, residencia: México). Archivos históricos y registro de Imágenes: Eugenio Chiavassa. Asistencia técnica en imágenes: Martín “Polo” Donatti, Nahuel Chiavassa.