HORACIO PIETRAGALLA JUEGO DE DAMAS

“Quienes ayer aplaudían a la doctrina Chocobar, tal vez reflexionaron”

Luego de los hechos de violencia policial que tuvieron lugar en las provincias de Chaco y Tucumán, dirigentes de la oposición salieron a pedir explicaciones al Gobierno.

Quién es Horacio Pietragalla Corti, el funcionario de derechos ...

Desde el PRO, publicaron un comunicado titulado “Decimos no a la violencia institucional”, que expresa la condena de ese partido ante los casos de “la aparición sin vida de Florencia Magalí Morales y Franco Maranguello en celdas de comisarías de la Provincia de San Luis; la desaparición forzada y posterior asesinato de Luis Espinoza en Tucumán, la muerte de Hugo Coronel en Santiago del Estero tras estar detenido en una comisaría más loshechos de brutal avasallamiento y agresión contra una familia de la Comunidad Qom en Chaco”.

Tras el reclamo, desde la Secretaría de Derechos Humanos salieron a cuestionar a la oposición y aseguraron que “hoy levantan banderas que nunca tuvieron”. “A diferencia de lo que dicen muchos miembros de la oposición, que hoy levantan banderas que nunca tuvieron, la Secretaría se puso a disposición de la familia”, indicó el titular del organismo, Horacio Pietragalla Corti.

“Siempre estuvimos al lado de las familias, cuando éramos oposición y cuando somos Gobierno”

En diálogo con Radio Nacional, el funcionario cuestionó el “oportunismo político” por parte de algunos dirigentes y advirtió por la “doble vara” con la que se miden ciertos temas. “Me encantaría que esto fuera moneda corriente, pero no sólo cuando se es oposición”, señaló.

“Quienes ayer aplaudían a la doctrina Chocobar, tal vez reflexionaron y entendieron que es algo que no puede suceder más”, afirmó.

En esa línea, volvió a cargar contra la gestión anterior y aseguró que la política de su antecesor, Claudio Avruj, acompañaba a los familiares de los genocidas. “Tendrían que ver cómo quedó la Secretaría de Derechos Humanos cuando se fueron. Trabajadores sin funciones; edificios deteriorados; no se puso un peso para nada; juicios suspendidos; una locura. La política acompañaba a los familiares de los genocidas”, cerró.