DOBLE CRIMEN DE MONTAÑITA MENDOZA

“No termina acá”, afirmó la mamá de una de las mendocinas asesinadas

Ya tiene fecha el segundo juicio por el doble crimen de las chicas mendocinas en la playa de Montañita, Ecuador.

En agosto del año pasado, en el primer juicio por el doble crimen ocurrido en febrero de 2016, se dictó una condena histórica (40 años de prisión) contra Segundo Mina Ponce (34), como autor material, y a Aurelio Eduardo “el Rojo” Rodríguez (39), como coautor.

La acusación contra el último imputado, Pérez Castro (31),  es por el delito de homicidio agravado de María José Coni (21) y Marina Menegazzo (22).

Gladys Steffani,  la mamá de María José, reiteró, en diálogo con LV4 “como lo dije siempre, la vida de mi hija, nada me la va a devolver, ni el primer juicio, ni el segundo juicio, ni los próximos que tengamos porque tampoco termina acá.” Las familias consideran que “faltan encontrar más personas porque este terrible crimen no lo podían haber cometido dos personas nada más.”

La señora comentó cómo se llega a juzgar a un tercer imputado luego de la condena a los dos primeros y dijo no descartar que en este nuevo juicio “pueda encontrar aun, las respuestas a tantas preguntas que no están contestadas todavía por parte de la justicia.”

Gladys habló de la responsabilidad de la comisaría del lugar “Montañita es muy chico, no tiene ni 10 cuadras”-dijo, por ello se pregunta cómo se puede no haber sabido lo que ocurría en el lugar. Hizo referencia además a las denuncias por abuso que ya pesaba sobre uno de los condenados.

La señora, además, agradeció el asesoramiento y contención de parte de su abogado patrocinante ecuatoriano y no desalentó a los jóvenes a viajar y conocer el mundo pero sí que los lugares turísticos digan la verdad respecto de la situación real de seguridad que se vive en cada destino. “Acá lo que tiene que cambiar es la mentalidad de la gente, no la de los chicos que viajan, porque esto no tiene que ocurrir –aseveró- ni en Montañita ni en Argentina” ni en ningún otro lugar.

Majo y Marina eran estudiantes universitarias que decidieron emprender un viaje entre amigas a comienzos del 2016. Fueron vistas por última vez el 22 de febrero en la reconocida localidad costera. Según determinaron las pericias, las drogaron, golpearon, a una de ellas la abusaron y a la otra la acuchillaron hasta morir. A los pocos días, los cuerpos fueron hallados, con 48 horas de diferencia cada uno, envueltos en bolsas plásticas negras en un descampado alejado de la playa.