ENTREVISTA Los caminos de Pacho O'Donnell

Mariana Enríquez: “El terror es una forma desaforada del realismo”

La escritora y periodista, Mariana Enríquez, habla sobre su última novela “Nuestra parte de noche”, que fue distinguida con el Premio Herralde, y explica qué significa para ella el género de terror.

“Escribir terror es una forma desaforada del realismo. Es como si, tomando todos los elementos del realismo, las emociones del horror que puede tener el realismo, uno las pusiera en un volumen más alto, y eso hace que se llegue al género. Más allá de los tópicos del género, lo que hace que una narración tenga horror son las cosas que compartimos como sociedad como cosas terroríficas”, sostiene Enríquez. “Cuando escribo de fantasmas latinoamericanos, siempre están relacionados con las víctimas de la violencia, las injusticias propias nuestras. Un fantasma siempre es eso, un trauma, y cuando escribo sobre fantasmas, esos fantasmas tienen nuestras características”, agrega.

A la autora de “Las cosas que perdimos en el fuego” y “Los peligros de fumar en la cama”, entre otras obras, no le molesta que la encasillen en un género; a fin de cuentas, reconoce, es lo que mejor funciona a nivel comercial.

Enriquez se convierte en la primera escritora argentina en ganar el Herralde.

El terror llegó a su vida muy tempranamente. Durante su infancia, en plena dictadura militar, la escritora sentía “terror” cada vez que sus padres salían de casa. Temía que no regresaran, e imaginaba algo incluso más “inquietante”: temía que, si lo hacían, fueran otros. Y eso repercutía en su cuerpo. Crisis de llanto o náuseas eran algunos de los síntomas. Era una idea que había absorbido de la atmósfera que se vivía en aquellos años, porque nadie le había explicado, explícitamente, la realidad que vivía la Argentina. Es, hasta hoy, su “cicatriz psicológica”.

Era algo real, y de hecho, cuenta, tuvo que tratarlo psicológicamente. Sin embargo, fue en el terror donde halló “alivio”. Allí encontró, según sus palabras, “una forma de procesar y contar” lo que le pasaba.

En diálogo con Pacho O’Donnell, la escritora reflexiona sobre la relación entre el terror y la incertidumbre, cuenta de qué se trata su libro sobre sus viajes por cementerios y revela que la pandemia “apagó su escritura creativa”.