POR DANIEL CORUJO INFORMATIVO

La zona depende a lo que juegue Argentina

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Las bolillas fueron de una mano a otra. Todas esas manos que tuvieron gloria en los Mundiales como nuestro Diego Armando Maradona. Y esas bolillas, rebeldes en algunos casos como cuando jugás al Loto, y benévolas en otras, marcaron el futuro de Argentina para el Mundial de Rusia que comenzará el 14 de junio en Moscú.
La “mano de Grondona” desde el más allá se vio con la bolilla de Islandia (alguien podía esperar a un europeo más accesible?), un país que tiene menos habitantes que Bahía Blanca.

Igual ojo, pocos lo tenían a este equipo para clasificar al Mundial y en la Euro le ganó a los ingleses.

Ese será el primer rival del seleccionado de Sampaoli el 16 de junio, a las 10 de la mañana de nuestro país, en la capital rusa.

El segundo rival, el “más complicado” de la fase de grupo será la ascendente selección de Croacia.

Para los que gustan de las supersticiones, Argentina le ganó a Croacia 1 a 0 en el Mundial de Francia 1998. Con gol de Mauricio Pineda.

El tercer rival de Argentina es el “cuco” de Nigeria. Uno supone que si Sampaoli no hace la misma pavada de jugar con línea de tres, aquel 2-4 del reciente amistoso, será sólo un recuerdo amargo.

Lo cierto es que Islandia, Croacia y Nigeria serán los rivales del seleccionado nacional en la fase de grupo. Podría haber tocado una zona más fácil, es cierto. Y una peor también.

Pero Argentina tiene un plantel de mil millones de dólares (pero un DT de “500 mangos”), y no debería, si el entrenador no quiere “revolucionar el fútbol”, tener inconvenientes, por la calidad de sus futbolistas, estar en la zona de definiciones del Mundial.

A tener paciencia, sólo faltan 7 meses y medio…