ABUSO SEXUAL MENDOZA

La monja japonesa acusada de integrar la red de pedofilia se presentó a declarar en Tribunales

La monja japonesa Kosaka Kumiko llegó a Mendoza durante la madrugada de este jueves. Está sospechada de participar en los casos de abusos sexuales que ocurrieron en el Instituto Antonio Próvolo de Luján y ahora el fiscal de la causa la imputará. El abogado querellante y miembro de la Asociación Xumek, Sergio Salinas dialogó con Radio Nacional y detalló el encubrimiento en que incurrió la Iglesia Católica sobre esta red de pedofilia:

El delito que le endilguen será el de “partícipe necesaria” en los delitos de “abuso sexual con acceso carnal y corrupción de menores”. El fiscal Fabio D´Amore – está subrogando a Gustavo Stroppiana- será quien le notifique la imputación en los próximos minutos.

Según se informó, a Kumiko se la acusan de tres hechos: facilitar que una menor sea abusada, ponerle pañal a una menor luego de ser abusada y filmar desnudos a niños dentro del baño.