ARGENTINOS SIN FRONTERAS RAE ARGENTINA AL MUNDO

China entra en una nueva era con enorme dinamismo y que consolidará las reformas

En una entrevista exclusiva concedida a Radio Internacional de China, Diego Guelar, embajador de la República Argentina acreditado en la República Popular China habló de sus expectativas sobre estas reuniones trascendentales y la relación entre ambos países.


En el marco de la celebración de las sesiones anuales de la Asamblea Popular Nacional (APN), el máximo órgano legislativo, y de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino, el máximo órgano de asesoría política, periodo conocido popularmente como las “dos sesiones”, Guelar analizó las cuestiones actuales relativas al país asiático y tomó el pulso a las relaciones bilaterales entre ambos países en una entrevista con Xinhua.Ambas reuniones se celebran tras el trascendental XIX Congreso Nacional del Partido Comunista de China, que tuvo lugar en octubre del año pasado, que destacó los objetivos de “la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada” y “la conquista de la gran victoria del socialismo con peculiaridades chinas de la nueva época”.

Guelar destacó la impronta del espíritu del congreso en el camino que sigue el país asiático. “China es el país en desarrollo más importante que hay. Tiene por delante dos grandes tareas: la del desarrollo interno, pasar de los 9.000 dólares de ingreso medio a los 20.000 dólares de ingreso medio, como tiene Chile, por poner un ejemplo, y consolidar el gran proceso interno de reformas”, señaló.

Guelar se muestra optimista sobre la consolidación de las reformas. “En esta nueva era, que tiene un enorme dinamismo, está en marcha un proceso de inclusión social, de consolidación de las estructuras salariales y las de previsión social y de garantizar mínimos en medicamentos o educación. Esos programas se van a ejecutar y cumplir. China es el mejor ejemplo de cómo la inclusión social puede cumplirse”, subrayó.

En este sentido, Guelar destacó el esfuerzo del país asiático para eliminar la pobreza. “China quiere erradicar la pobreza, cuando tiene un tres por ciento de pobres, y se ha impuesto este objetivo como una tarea primordial. En Argentina, donde tenemos un 30 por ciento, tenemos mucho que aprender. China nos muestra el camino de que es posible eliminar la pobreza antes de que finalice la primera mitad del siglo XXI”, aseveró.

Guelar, que había seguido con atención la presentación del informe sobre la labor del gobierno del primer ministro chino, Li Keqiang, durante la sesión inaugural de la APN del pasado lunes, en la cual se adelantó que se espera que la economía de China crezca este año un 6,5 por ciento, resaltó que “estamos hablando de un número que es superior a cuando hace cuatro o cinco años hablábamos de crecimientos de un 10 u 11 por ciento, porque se trata de un 6,5 por ciento sobre un producto interno bruto de casi 12 billones de dólares”.

(Xinhuanet/Xu Xin)

El diplomático argentino también destacó el papel de China en la lucha contra el cambio climático como elemento de la “nueva era”. “Tras la retirada de Estados Unidos (que se desvinculó del Acuerdo de París para combatir el calentamiento global), China y la Unión Europea encabezan a buena parte del mundo que quiere mejorar las condiciones medioambientales”, aseguró.

A la erradicación de la pobreza y la lucha contra el cambio climático, Guelar quiso añadir dos nuevos retos emergentes en los que China jugará un papel relevante en la escena internacional: la lucha contra las nuevas drogas sintéticas y el combate contra el terrorismo.

En esta línea Guelar anticipó un mundo que “progresará en paz, que es una cuestión que nunca antes había ocurrido. En ese contexto veo a China con un papel protagonista y de liderazgo absolutamente central”.

El diplomático argentino cree que la visión de Xi de la “construcción de una comunidad de destino de la humanidad”, cuyo concepto comparte “cien por cien”, refleja unos consensos que el mundo no tenía antes. “China ha crecido de forma extraordinaria sin tirar ni un tiro y muestra que la vía del diálogo funciona. La paz paga”, argumentó.

Guelar también destacó de la presentación del informe del primer ministro su afirmación de que China seguirá su proceso de apertura. “La apertura es la nueva regla del juego planteada por China al mundo, ya que quiere vender sus productos al mundo pero a la vez está claramente abriendo el suyo”, destacó.

En este sentido, Guelar adelantó que Argentina está muy interesada en la primera edición de la Expo Internacional de Importación de China, que se celebrará del 5 al 10 de noviembre en Shanghai. “Nuestro gran desafío como país es cómo vendemos más a China. Tenemos un problema de generación de oferta que debemos solucionar”, apuntó.

“El crecimiento chino es la mayor locomotora del mundo”, describió Guelar, quien destacó que América del Sur es una región que se complementa a la perfección con China.

(Xinhuanet/Xu Xin)

“Argentina, Brasil y Chile juntos somos la región número uno en la producción de alimentos para China en el exterior, tenemos los minerales que necesita y China tiene una gran tecnología y capacidad financiera para mejorar las infraestructuras en América Latina, lo que redundará en los dos primeros aspectos”, enumeró.

Por eso, Guelar no entiende que China, que se ha convertido en el primer socio externo de América del Sur, “ponga nervioso a algunos actores internacionales”, ya que “en este siglo, China tiene un rol dirigente muy importante y los países que mejor lo entiendan van a crecer mejor”, vaticinó.

Respecto al refuerzo de la supervisión, otra de las cuestiones principales que se están tratando durante las dos sesiones, Guelar, quien definió la corrupción como “una plaga que ataca a la médula del sistema”, manifestó que “China es un ejemplo, porque nos muestra que es posible sanear un sistema que tenía problemas muy grandes de corrupción”.

Guelar también quiso destacar el creciente rol de China como potencia innovadora. “Nuestros técnicos de la agencia de propiedad intelectual se quedaron fascinados cuando supieron que los pedidos de registros de invenciones en China, que sumaban cerca de 1,3 millones, eran más que los presentados en Estados Unidos y Europa juntos”, resaltó. Hilando con su metáfora de la “locomotora china”, Guelar describió la innovación como “el primer vagón” y apuntó que la “tecnología tiene desarrollos en muchos campos, desde la más sofisticada a la más aplicada, como las bicicletas compartidas”.

El diplomático argentino también tuvo palabras con motivo de la celebración este año del 40º aniversario del inicio de la reforma y apertura. “Fue un periodo importante iniciado por gente mayor, Deng Xiaoping tenía 74 años cuando puso en marcha este proceso. Pero los compromisos adoptados recientemente nos muestran que la locomotora china no para, sino que renueva su impulso y sale a mayor velocidad”, destacó.

Por último, Guelar destacó la relevancia del turismo en las relaciones bilaterales. El año pasado China registró la salida de 130 millones de turistas, 50.000 de los cuales eligieron Argentina como destino. Aumentar ese número es una de las prioridades de Guelar. “Soy partidario de eliminar las visas, ya que son un resabio de un mundo trabado del pasado. Lo que me gustaría es que la gente comprase un pasaje y visitase nuestro país, donde son bienvenidos”, manifestó. “El turista no es más que un embajador de paz”, concluyó.

Fuente : CRI español, Spanish. xinhuanet