Gringo Zamora: “Soy amigo del bombo desde que tuve sarampión”

Share on FacebookTweet about this on Twitter

El bombisto e investigador habló con Oscar Gómez Castañón y recordó cómo conoció a Atahualpa Yupanqui.

“Fue en 1965 en un pequeño festival en Arequito”, indicó Zamora y resaltó que Atahualpa se sorprendió al saber que era nieto de Teodomiro Zamora, a quien había conocido.

Así seguimos manteniendo contactos en el festival de Cosquín, hasta que 1982 llegó invitado a mi casa en Santiago del Estero, dijo el músico, que fue el único bombisto que grabó con Yupanqui.

Recordó la figura de Mario Arnedo Gallo y lo calificó como “una síntesis del buen gusto” por su manera de vestir y de tratar. “Lo conocí porque era amigo de mi padre”, agregó.

Habló sobre la pureza del folklore en Santiago del Estero y dijo que el público te lo pide así, porque “al santiagueño le gusta lo simple sin grandes improvisaciones”.