SALUD Chaco

Experta en infectología ratifica la necesidad del aislamiento social

La doctora Valeria Fink, infectóloga y Coordinadora de la Unidad de Estudios Clínicos de la Fundación Huésped e integrante del equipo del Dr. Pedro Chan, asesor en materia de salud del presidente Alberto Fernández, en reportaje realizado por Noelia Moreyra y María Blanca de la Riega de Radio Nacional Resistencia, efectuó consideraciones sobre el COVID-19 y la actual situación de la pandemia: “es un virus respiratorio muy contagioso, la mayoría de las personas van a hacer un cuadro parecido al de una gripe, pero en algunas pueden tener un cuadro más grave especialmente en quienes integran los llamados grupo de riesgo, no hay vacunas ni tratamiento comprobado, es decir que es fundamental mantener el aislamiento social. Todavía no hay determinaciones concretas sobre las cepas que existen en el país o las mutaciones que puedan tener porque es un virus del que conocemos algo nuevo todos los días, es muy dinámico y las conclusiones a las que se puede llegar son absolutamente relativas”.

Respecto a la denominada curva de contagios y al pico de los mismos, la especialista indicó: “ hoy no sabemos si va a haber uno, cuan alto va a ser, o si habrá una situación ondulante. Las realidades en nuestro país difieren de región en región, hay algunas provincias que no registran ningún caso y en otras, como Chaco por ejemplo, que hay muchos contagios, es decir que es una situación muy dinámica y compleja”.

La profesional detalló algunas medidas de prevención especialmente en grandes conglomerados como Resistencia y el área metropolitana: “hay evitar cualquier actividad que agrupe gente. Hay que insistir con el aislamiento social y tratar de contener a la población en una situación que es muy compleja. Es fundamental evitar los conglomerados y tratar por todos los medios que la gente respete los protocolos de higiene y seguridad”, aseguró.

La investigadora habló también de los peligros de contagio: “todos estamos expuestos y es aconsejable, obligatorio diría, que una persona que dio positivo o tuvo contacto estrecho con un paciente realice el aislamiento; estamos viendo que hay mucha culpabilización al personal de salud. El virus llegó con personas pertenecientes a un estrato sociocultural medioalto, pero ahora ya afecta a aquellos sectores más vulnerables y empieza a aparecer una brecha tanto en lo social como en lo sanitario”, y al hacer una comparación entre el virus del VIH y el del COVID-19, indicó: “son virus diferentes que se transmiten de otra manera, ambos trajeron una situación de segregación y estigmatización y muchas veces de acuerdo con el grado de gravedad que presente una persona. Lo que estamos viendo es que en muchos lugares se ataca a los profesionales de la salud que están en las primeras líneas de atención, porque se los considera como transmisores obligados del virus, y eso no es así”, remarcó.

Fink se refirió asimismo a las formas que se emplean actualmente para controlar el VIH: “hoy se habla de un tratamiento coordinado asegurando que todas las personas que viven con HIV estén tratadas pero también existe la denominada ‘profilaxis de preexposición’ que es el uso de medicación para evitar que ingrese el virus, y está establecido y demostrado en ciertos grupos que la ingesta diaria de una pastilla, con dos drogas, es muy efectiva. Ahora se realizó una investigación para evaluar si con la aplicación cada dos meses de una droga inyectable de larga duración, se puede reemplazar a la pastilla, se demostró que sí y estamos muy contentos con estos resultados, que aún son son de tipo clínico, porque las investigaciones continúan y hay que remarcar que hasta que se pueda poner en práctica, todavía falta, pero son resultados muy buenos que suman en la lucha contra esta infección que también se están realizando en otros países”.

En relación con este último tema la Fundación Huésped publicó la siguiente información:

“Nuevo método de prevención del VIH: se comprueba que una inyección de Cabotegravir cada dos meses es altamente efectiva para evitar la infección

Fundación Huésped forma parte del estudio internacional que comprueba que la Profilaxis Pre Exposición (PrEP) con una forma inyectable que se administra cada dos meses es una opción altamente efectiva para la prevención del VIH.

Buenos Aires 19 de mayo 2020. En el día de ayer se anunciaron los resultados preliminares del estudio HPTN 083 que comprueban la eficacia de la droga llamada cabotegravir que se aplica de forma inyectable de acción prolongada (CAB LA) cada dos meses para la profilaxis previa a la exposición (PrEP), como método de prevención del VIH.

La investigación, en la que se compara cabotegravir con el tratamiento estándar de una pastilla compuesta por tenofovir y emtricitabina, fue desarrollada por la Red de Estudios de Prevención del VIH de los Institutos de Salud de los Estados Unidos (HPTN-NIH), y participaron 4570 pacientes en Argentina, Brasil, Perú, Tailandia, Estados Unidos, Vietnam y Sudáfrica. De ellos, 190 lo hicieron en Fundación Huésped, uno de los dos centros de Argentina que participan del estudio que está dirigido a hombres cisgénero y mujeres transgénero que tienen sexo con otros hombres.

Entre los 4570 participantes enrolados, solo 50 adquirieron VIH (de los cuales 12 recibían cabotegravir y 38 tenofovir/emtricitabina). Tanto cabotegravir como tenofovir/ emtricitabina fueron seguros y bien tolerados en la población de estudio. El Comité Internacional que vigila los datos y la seguridad del estudio (DSMB, por sus siglas en inglés) recomendó detener la fase ciega del estudio (que originalmente se esperaba que continuara hasta 2021), debido a una menor incidencia de VIH en la rama de cabotegravir, compartir los resultados disponibles y, en el futuro próximo, ofrecer cabotegravir a todos los participantes del estudio.

“La profilaxis Pre-exposición (PrEP, por siglas en inglés) es una de las estrategias de prevención del VIH en la cual las personas que no tienen el virus, pero que tienen prácticas que pueden exponerlos a la transmisión, toman un medicamento antirretroviral y así reducen la posibilidad de adquirirlo. Los resultados del estudio HPTN 083 agregan una nueva forma de administración, con una inyección cada dos meses en lugar de una pastilla de ingesta diaria. Este estudio demuestra la importancia de la investigación clínica y de los tiempos necesarios para llegar a conclusiones que realmente puedan impactar en la salud y en la vida de las personas. En un contexto como el que estamos viviendo hoy, contar con resultados basados en evidencia tan sólida, es realmente alentador para quienes apostamos a la ciencia” explicó el Dr. Omar Sued, director de Investigación de Fundación Huésped.

“Hasta que contemos con la vacuna o la cura para el VIH, cada paso que damos en nuevas estrategias de prevención son muy alentadores”, opina Nadir Cardozo, promotora de salud trans de Fundación Huésped. “Este resultado implica una oportunidad para aquellas personas que se encuentran más afectadas y vulneradas en relación al VIH, como la población trans. Por eso, en Fundación Huésped estamos orgullosos de aportar nuestro granito de arena en favor de la salud de quienes más lo necesitan”, concluyó.

Si bien la PrEP todavía no está disponible como política pública en Argentina, está recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como parte del abordaje de la prevención combinada junto con el preservativo. Si una persona está tomando PrEP y se expone al semen, líquido pre-seminal o fluidos vaginales de una persona con VIH, el medicamento antirretroviral ayuda a prevenir que el virus infecte las células del sistema inmunológico y así evita que se establezca la infección por VIH. La PrEP no protege de otras infecciones de transmisión sexual, no previene embarazos ni es una cura para la infección por el VIH.

Sobre Fundación Huésped

Fundación Huésped es una organización argentina con alcance regional que, desde 1989, trabaja en áreas de salud pública con el objetivo de que el derecho a la salud y el control de enfermedades sean garantizados. Desarrollamos investigaciones científicas y acciones de prevención y promoción de los derechos para garantizar el acceso a la salud y reducir el impacto de las enfermedades con foco en VIH/sida, hepatitis virales, enfermedades prevenibles por vacunas y otras enfermedades transmisibles, así como en salud sexual y reproductiva”.