ciudad de buenos aires servicio informativo

Enfermeros de marcharon por la profesionalización de la actividad

Enfermeras y enfermeros de hospitales públicos porteños se movilizaron en cercanías de la Legislatura, para reclamar por el reconocimiento de su actividad como profesionales de la salud y en repudio a las agresiones de las que fueron víctimas días atrás por parte de policías de la Ciudad.

La concentración se desarrollaba sobre la Diagonal Sur, entre Perú y Bolívar, donde se desplegó un operativo policial.

La protesta se enmarca en un paro general que cumplen hoy los trabajadores de la salud nucleados en la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y en la Asociación de Licenciados de Enfermería (ALE) de la Ciudad de Buenos Aires.

En diálogo con Télam, Melina Paredes, enfermera del hospital Elizalde, explicó: “Nos movilizamos por la inclusión en la carrera profesional, la reapertura de paritarias para trabajadores de la salud y el repudio a la represión que sufrimos las enfermeras el 21 de septiembre, que fue el Día de la Sanidad”.

Miriam Mamberti, licenciada en diagnóstico por imágenes y trabajadora del hospital Italiano, dijo que la marcha es “para pedir sueldos dignos que cubran la canasta básica, el reconocimiento como profesionales y elementos de protección personal” en medio de la pandemia del coronavirus.

En la marcha, en tanto, participaron trabajadores de los hospitales porteños Álvarez, Moyano, Elizalde, Durand, Tornú y Santojanni, entre otros, y estuvieron acompañados por las diputadas Myriam Bregman y Alejandrina Barry, del Frente de Izquierda.

Eva Koutsovitis, de la CTAA Capital, gremio que también marchó a la Legislatura, dijo a Télam que se trasladaron para “apoyar y confluir con la movilización y el planteo de las trabajadores y trabajadoras de salud por el reconocimiento de las y los licenciados en enfermería como profesionales”.

“Nosotros estamos llevando adelante la campaña ‘somos esenciales’ por el reconocimiento salarial y de plenos derechos laborales para las trabajadoras comunitarias”, agregó.

La semana pasada los trabajadores de la salud realizaron también una marcha a la Legislatura para llevar su reclamo de ser reconocidos como profesionales de la salud, categoría de la que quedaron excluidos en noviembre de 2018, cuando se sancionó una ley que regula las “relaciones de empleo público de los profesionales de la salud de la Ciudad”.

En esa protesta fueron reprimidos por agentes de la Policía de la Ciudad cuando intentaron ingresar al edificio legislativo para entregar un petitorio.

La ley del 2018 reconoce 24 profesiones de la salud, entre las que se encuentran, por ejemplo, médicos, odontólogos, fisioterapeutas, fonoaudiólogos y nutricionistas, pero no incluye a los enfermeros, quienes quedaron encuadrados como parte del personal administrativo.