ENTREVISTA TODO CON AFECTO

El “Turco” García: el peligroso delantero que salió del infierno

Un periodista lo definió como hábil pero embarullado, pícaro, extrovertido y buen definidor, y que obtenía lo mejor de sus compañeros y lo peor de sus adversarios. Claudio García coincide con esta descripción y agrega: “tenía una gambeta media rara, no fui habilidoso”.

442 | La aclaración del Turco García sobre el video con Rafa Di Zeo: "Me lo  pidió una señora"

El Turco surgió en Huracán, donde se convirtió en ídolo, y disputó más de 100 partidos en Racing, club en el que también es reconocido por el hincha.

Sin embargo, tras abandonar el fútbo, fue dominado por los excesos y su adicción a las drogas, algo que no tuvo problema en admitir públicamente. “Primero, uno se divierte, pero después es un infierno. Perdés la dignidad, mentís, robás. La pasas mal”, afirma, pero deja un mensaje alentador: “si uno quiere, puede salir. Lamentablemente, uno sale cuando se da cuenta que está enfermo”.

En otro tramo de la nota con Radio Nacional, el Turco recuerda a los entrenadores que lo marcaron y destaca a algunas de las figuras con las que jugó a lo largo de su carrera: Ruggeri, Goycohea, Brindisi, Rubén Paz y René Houseman, entre tantos otros.

Actualmente, el ex futbolista trabaja en las inferiores de la Academia y en la CONMEBOL.