AGUA SUBTERRANEA Mendoza

El sanrafaelino Sergio Marinelli quiere tener el “control efectivo”

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Después de que en otras gestiones el otorgamiento de permisos para perforar llegara al escándalo y dejara a Irrigación envuelta en una maraña de litigios, Marinelli está dando pelea afuera y adentro del organismo del agua “para llegar a una gestión más moderna e integrada del agua subterránea”.

El Honorable Tribunal Administrativo (HTA) es el que da las concesiones (por ley) y Marinelli quiere que sea “condicionada”. O sea, otorgar el permiso para perforar (hay muchos casos pendientes y de muchos años), pero si hay agua.

Concretamente, el Superintendente pretende que el HTA lo faculte para restringir el agua que pueda extraer el dueño de cada pozo, si está comprometido el acuífero. Este punto y otros tendientes al “control”, se explican a continuación:

1 – Conocer y controlar los caudales bombeados en la actualidad

2 – Controlar niveles y desarrollo, contrastando la oferta con los caudales bombeados, a fin de no llegar a situaciones críticas que comprometan las explotaciones actuales

3 – De existir problemas, restringir los bombeos

4 – Implementar inspecciones y un régimen de multas en agua en caso de incumplimientos

5 – Sistematizar la información y desarrollar modelos hidrogeológicos de predicción.

Con estas medidas se entiende que se moderniza la gestión del agua subterránea en pos de una explotación sustentable.