La causa a punto de ser elevada a juicio Chaco

El EAAF identificó restos de una de las víctimas de la Masacre de Napalpí

El fiscal federal ad hoc de Derechos Humanos de Resistencia, Diego Vigay, dialogó con el programa Demasiada Tarde, de Radio Nacional Resistencia, sobre el hallazgo histórico del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) que confirmó la identificación de restos óseos de una de las víctimas de la Masacre de Napalpí, perpetrada el 19 de julio de 1.924 en lo que hoy se conoce como Colonia Aborigen, a poco más de 140 kilómetros al oeste de la capital de la provincia del Chaco. Se estima que ese día la Policía del por entonces Territorio Nacional ejecutó a más de 400 miembros de los pueblos indígenas Qom y Moqoit que protestaban contra las condiciones de esclavitud a la que eran sometidos.

 

Por los restos óseos encontrados se pudo determinar una aproximación con la edad de la persona, entre 25 y 35 años, es una persona joven, y también el sexo, que es del sexo masculino. Lamentablemente los restos no estaban completos, porque habían tenido dos intervenciones previas donde fueron retiradas piezas óseas de la parte superior del cuerpo con lo cual toda la información no se pudo tener“, precisó Vigay.

En ese contexto, agregó que “se encontró una herida en uno de los pies, una herida importante, le faltaba una parte de restos óseos por esa herida traumática, que no se puede determinar de qué origen pero se pudo determinar el momento de la muerte”.

A eso le sumamos otros indicios que existen en la causa, como por ejemplo los relatos históricos de que no solamente existieron fosas comunes sino que quedaron esparcidos en el lugar decenas de cuerpos que fueron los que intentaron escapar de la masacre y fueron asesinados de todas maneras en la persecución“, describió el fiscal de Derechos Humanos.

Al respecto, explicó que “no fueron traídos esos restos a las fosas comunes sino que fueron enterrados en el mismo lugar y a muy poca profundidad“.

Es absolutamente coincidente con todos los elementos que tenemos y llegamos a la conclusión de que estaríamos ante una víctima de lo que fue la Masacre de Napalpí”, afirmó.

Por otro lado, el fiscal federal adelantó que ya está cerrada la investigación y próxima a elevarse al Juzgado Federal de Resistencia para que se lleve a cabo un juicio oral. “Estamos trabajando en eso, es una cuestión de muy poco tiempo el poder concretar el requerimiento de elevación ante la jueza federal (Zunilda) Niremperger ya proponiéndole con toda la prueba que se ha producido en este tiempo llevar adelante el juicio por la verdad oral y público y que se pueda reproducir toda esa prueba en este juicio y que después la justicia federal pueda dictar una sentencia”, señaló.