ENTREVISTA A MAXIMILIANO RUSCONI VERANO 2020

Cinco años de la muerte de Nisman: habla el primer abogado de Diego Lagomarsino

El primer abogado que defendió a Diego Lagomarsino tras la aparición sin vida de Alberto Nisman, Maximiliano Rusconi, dialogó con la Radio Pública y defendió la inocencia del perito informático. A cinco años de la muerte del fiscal, el letrado contó cómo llegó a la defensa del perito informático, se refirió al desarrollo de la causa y apuntó contra la querella.

En el verano de 2015, Maximiliano Rusconi estaba de vacaciones. Según cuenta, luego de realizar algunos “llamados de consuelo” por la noticia de la muerte del ex fiscal a cargo de la causa AMIA, con quien había tenido una “pequeña relación social”, comenzó a recibir llamados desde Buenos Aires. “Fue una casualidad. Lagomarsino era el esposo de una amiga de mi mujer”, explica Rusconi.

“Cuando llego a Buenos Aires, accedo a tener una reunión con Lagomarsino y mi socia, y le dije ‘un abogado penalista no siempre pone como condición la inocencia para defender un caso, pero, en este caso, voy a exigir inocencia. Si no me convencés a mi de que sos inocente, por una cuestión personal, no te puedo defender'”, relata el abogado. Tras de una “larguísima” reunión, Rusconi accedió a defender a Lagomarsino y le recomendó dar aquella famosa conferencia de prensa, ya que el perito era intensamente buscado por la prensa.

Mirando hacia atrás, Rusconi remarca la irresponsabilidad de las personas que tendrían que haber sido más responsables en este caso, acusa a algunos medios de comunicación de tener un comportamiento “cuasi delictivo” y expresa su “enojo” con la ex presidenta Cristina Fernández.

“El rol de los medios masivos de comunicación fue espantoso, sobre todo de las grandes corporaciones. Han tenido un comportamiento cuasi delictivo, o delictivo en algunos puntos. En segundo lugar, yo no le atribuyo mala fe, pero si un error político de la ex presidenta. Las primeras manifestaciones de Cristina son exabruptos sin evaluarlos, que además la perjudicaban políticamente a ella, un conjunto de pavadas que incluso a mi me hicieron enojar mucho, estando clarísimo la inocencia de Lagomarsino y teniendo en cuenta que el Gobierno había sido el más perjudicado por el hecho”, cuenta.

Además, apunta contra la querella: “Y después, increíblemente, muy mezquina, opuesta a buscar la verdad de los querellantes. El principal obstáculo en este caso para obtener la verdad de lo que pasó fue siempre la actitud de la querella, ya sea la de Sandra Arroyo Salgado o de la madre de Nisman. Actitudes raras, inexplicables, a veces mezquinas, a veces, insisto, algunas de ellas delictivas, como las de haber vaciado las cajas de seguridad sin haber avisado a la jueza”.

El abogado afirma que nunca se opusieron a que se investigara la hipótesis de un homicidio y sostiene que “hoy no hay elementos” para sostener esa teoría. Cuando el principal apuntado era el perito informático, Rusconi cuenta que la actitud de Lagomarsino fue de una “transparencia absoluta” y hasta tilda de “torpe” a su ex cliente.

En este punto, recuerda la figura de Nisman y asegura que no era un fiscal respetado. “Que Lagomarsino es torpe lo demuestra que su ídolo es Nisman, porque no era un fiscal respetado, ni tenía méritos académicos. Era antipático, un sujeto muy ególatra, y hoy sabemos cosas mucho peores”.

Tras analizar estos cinco años de una causa que hasta hoy no tiene una respuesta judicial, Rusconi opina sobre los nuevos datos que aparecen en la investigación y se refiere a las noticias que se desprenden de la serie documental de Netflix.