CRIMEN ABERRANTE TUCUMÁN

Caso Benjamín: familiares del pequeño piden que no caiga un “perejil”

El caso del asesinato de Benjamín Amaya, el niño de apenas cuatro años al que colgaron de un puente, toma dirección hacia el esclarecimiento, ya que los investigadores encontraron elementos para imputar a Cristian Argañaraz, hermano del abuelastro del pequeño. “Lo conocemos de vista. Sabemos que es un chico que estuvo siempre cerca de la familia. Lo que pedimos es que no caiga un perejil, que encuentren al culpable. Si este chico es culpable, que se demuestre y que estén las pruebas, no que se lleven de un testigo. Todos saben que los procedimientos desde un principio se hicieron mal. A las 17 encontraron al bebé y a las 20 fue la Policía a realizar la investigación. Nunca cerraron un perímetro en la zona y después la gente empezó a quemar el lugar, gente que no es de la familia. Cuando vinieron del velorio se metieron en el terreno y ya lo querían nombrar Benjamín Amaya. Todo esto nos dolió mucho, pero hay mucha gente que se aprovecha de esta situación de dolor y no ha respetado nada”, pidió Rubén Arjona, tío de Benjamín.