estándares premium Chubut

Aceite de oliva en Chubut: Una apuesta con potencial internacional

En la provincia del Chubut hay una incipiente producción de olivos para hacer aceite de oliva de excelencia premium. Hace 11 años comenzaron los primeros proyectos, que hoy son ocho en la provincia y que, según el estudio realizado por el gobierno, sus aceites alcanzan un 77% de ácido oléico. Esto significa un porcentaje mucho mayor que el que generan los aceites hechos en otros lugares del país, que llegan al 50%: “Indica la excelencia del producto y puede abrirnos mercados internacionales o usarse “de corte” para aumentar la calidad de otros nacionales”, explicó el Ministro de Producción de Chubut, Leandro Cavaco.

El funcionario recordó que se está desarrollando un Programa Provincial Olivícola para promover la producción a partir de la oferta de créditos con períodos de gracia: “El objetivo es que en diez años estemos hablando de una industria en crecimiento. Tenemos las condiciones climáticas y de suelo para hacer el mejor aceite del país y el gobernador ya lo tiene en carpeta”, explicó.

Finalmente destacó que “Nadie pensaba que íbamos a tener vinos reconocidos en el mundo y hoy eso es una realidad. Eso es lo que estamos haciendo con la producción olivícola”.

Al respecto, el primer productor de aceite de oliva en la provincia, Jorge Ranea, cuenta los detalles de su emprendimiento “Ketrawe” que ya tiene 11 años y está radicado en el Parque Ecológico El Doradillo. “En ocho hectáreas tenemos unas 7 mil plantas de las cuales producen un 40%. De ellas, 3 mil plantas alcanzan un 70% de productividad porque lleva tiempo alcanzar 80% que es el estándar ideal. Hoy de cada 100 kilos de planta sacamos 14 litros de aceite que comercializamos a través de nuestra página de Facebook”, explicó Ranea.

Él se dedicaba a la tornería y por interés propio y de forma totalmente independiente, generó un producto premium que se vende en su totalidad en la provincia: “Hemos tenido apoyo de la intendencia de Madryn y estamos muy agrecidos, pero todo se debe a nuestro esfuerzo”.