VIOLENCIA INSTITUCIONAL Chaco

A 4 años, una madre reclama justicia por la muerte de su hijo en Sáenz Peña

Fernando Suárez, de 19 años, fue detenido el 20 de agosto de 2016 y alojado en una celda de la Comisaría Cuarta del Barrio Puerta del Sol de la ciudad de Sáenz Peña. Horas después, se produjo el incendio de un colchón en su celda y, según se pudo reconstruir, los agentes policiales que se encontraban de guardia tardaron más de lo razonable en socorrer al detenido que sufrió quemaduras en el 60 por ciento de su cuerpo y falleció al día siguiente en el Hospital 4 de Junio de la ciudad Termal.

Hace casi un año, la Fiscalía Adjunta de Derechos Humanos imputó a un comisario principal y cinco agentes policiales por los delitos de homicidio culposo, encubrimiento y falsedad ideológica, sin embargo la causa aún no fue elevada a juicio.

Este viernes 21 se cumplirán cuatro años de la muerte de Fernando y su madre, Lucía Suárez, conversó con el programa Demasiada Tarde, de Radio Nacional Resistencia, e hizo un dramático llamado para que se haga justicia por la muerte de su hijo.

Lo último que me había dicho el fiscal es que estaban esperando los informes del celular. Los informes del celular ya llegaron, está todo en condiciones pero ahora con este contexto de pandemia no se hizo nada. En realidad, son tres años, es imposible que algo que se investigue dure tantos años y ahora van a ser cuatro años”, advirtió la mujer.

Sobre la investigación, la madre de Fernando Suárez aseguró que “desde el primer momento no estuve de acuerdo, cuando la fiscal Luppi sale a decir que los policías no tienen responsabilidad no estuve de acuerdo. ¿Cómo que no tienen responsabilidad? Mi hijo falleció en la comisaría”.

En ese contexto, aseguró que “la justicia tiene una deuda grandísima con los humildes, porque siempre son los hijos de los pobres los que están falleciendo, los que están siendo torturados, los que están desaparecidos, y la justicia mira para otro lado. La justicia es cómplice y eso va a seguir sucediendo mientras sigamos teniendo una justicia que conviva con esta gente”.

Hace cuatro años que no tengo respuesta, que esta gente involucrada sigue trabajando normalmente, y a mí el Estado no me ha brindado ni un solo psicólogo ni para mí ni para mis hijos”, recalcó Lucía Suárez.